Preocupación por la censura del gobierno venezolano a la señal informativa argentina Todo Noticias y el canal colombiano El Tiempo

La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) expresa profunda preocupación por la decisión de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) de Venezuela que ordenó retirar del aire la señal argentina “Todo Noticias (TN)” y el canal colombiano “El Tiempo” de la grilla de DIRECT TV en dicho país.

Según informó Héctor Rivero, presidente del servicio de televisión satelital en Venezuela, éste miércoles 19 de abril la CONATEL ordenó quitar de la grilla de programación de dicho servicio televisivo, la señal informativa TN, ubicada en el canal 716 y el canal colombiano El Tiempo, ubicado en el canal 773. Según informara TN, la señal no se encontraba disponible en el territorio venezolano durante la transmisión de los incidentes ocurridos en la marcha masiva por todo el país.

La decisión de la CONATEL constituye un acto de censura que limita el derecho a la libertad de expresión y el derecho de los ciudadanos venezolanos a acceder a la información, garantizados por los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos.

Tal como la Fundación LED ha advertido en reiteradas oportunidades, dicho organismo de control en materia de medios de comunicación y contenidos, ha bloqueado sitios web de portales informativos como fue el caso de INFOBAE (http://www.fundacionled.org/articulos-y-monitoreo/agresion-a-periodistas-y-medios/censuran-a-infobae-en-venezuela) y de las cadenas NTN24 y RCN (http://www.fundacionled.org/articulos-y-monitoreo/agresion-a-periodistas-y-medios/preocupacion-por-el-bloqueo-y-censura-de-dos-sitios-de-internet-venezolanos-por-parte-del-gobierno-de-nicolas-maduro). Asimismo, por un comunicado de dicha comisión publicado en febrero de 2017, se informó el inicio de “un procedimiento administrativo sancionador” contra la cadena de noticias CNN en español, a la que se acusa de transmitir información “inexacta” y de “distorsionar la verdad”, por lo cual se tomó la “medida preventiva” de suspender su transmisión en el país (http://www.fundacionled.org/articulos-y-monitoreo/preocupacion-por-la-censura-a-la-cadena-de-noticias-cnn-por-parte-del-gobierno-de-venezuela).

Estos casos se enmarcan en la aplicación que realiza el gobierno venezolano de la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos, también conocida como Ley Resorte, a través de la cual los medios son censurados por emitir información que, a entender de dicho gobierno, “pudieran afectar la moral, el decoro, inciten a la violencia o afecten la moral de los niños”. Asimismo, la ambigüedad de la norma abre la posibilidad de una interpretación subjetiva sobre los contenidos, afectando el ejercicio y la libre comunicación de opiniones, fotos e imágenes.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos en su Informe Anual 2015, al referirse a la situación de la libertad de expresión en Venezuela recordó que “la libertad de expresión debe garantizarse no sólo en cuanto a la difusión de ideas e informaciones recibidas favorablemente o consideradas inofensivas o indiferente, sino en cuanto a las que ofenden, chocan, inquietan, resultan ingratas o perturban al Estado o a cualquier sector de la población”. En efecto, la suspensión de las emisiones de canales televisivos vulneran la libre expresión garantizada por el artículo 13 de la Declaración de Principios sobre la Libertad de Expresión de la CIDH que condena las presiones directas o indirectas del Estado tendientes a silenciar la labor informativa de los comunicadores. Además, la CIDH en su comunicado del 11 de abril de 2017 urgió al Estado venezolano a “a respetar y garantizar las condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos políticos, la libertad de expresión y el derecho de reunión pacífica de quienes protestan en el país”.

Recordemos que éste organismo internacional ha manifestado que “dada la labor que cumplen los periodistas que cubren manifestaciones y situaciones conflictivas, el Estado debe otorgarles el máximo grado de garantías para que cumplan su función y evitar agresiones, detenciones o destrucción de los equipos y registros. El trabajo de periodistas y comunicadores, y el libre flujo de información a través de medios alternativos como las redes sociales, es fundamental para mantener informada a la población sobre los acontecimientos, a la vez que cumple un importante rol al reportar sobre la actuación del Estado y de la Fuerza Pública ante los manifestantes”.

La Fundación LED repudia fervientemente la decisión el gobierno venezolano en cuanto vulnera la libertad de expresión y el acceso a la información que los tratados internacionales sobre Derechos Humanos protegen y reafirma su compromiso de difundir y preservar estos derechos en toda la región.

Share via emailShare on FacebookShare on TwitterShare on LinkedInShare on XingSubmit to StumbleUponSave on DeliciousDigg ThisSubmit to reddit

Copyright 2012 Fundación LED. Diseño por Alma Comunicación Creativa