Honrar la profesión haciendo valer los derechos para garantizan las libertades

El 3 de mayo de 1991, se aprobó la Declaración de Windhoek, elaborada por los  participantes en el Seminario para la promoción de una prensa africana independiente y pluralista, organizada por la Organización de las Naciones Unidas y la UNESCO.

Se proclamó en dicho instrumento internacional, el establecimiento, mantenimiento y fortalecimiento de una prensa independiente, pluralista, y libre como indispensables para el desarrollo y mantenimiento de la democracia en un país, así como para el desarrollo económico, definiendo como prensa independiente aquella sobre la cual los poderes públicos no ejerzan ni dominio político o económico, ni control sobre los materiales y la infraestructura necesarios para la producción y difusión de diarios, revistas y otras publicaciones periódicas.

Dos años después en 1993 la asamblea general de las Naciones Unidas proclamó el día 3 de mayo como Día Mundial de la Libertad de Prensa, con la idea de “fomentar la libertad de prensa en el mundo al reconocer que una prensa libre, pluralista e independiente es un componente esencial de toda sociedad democrática”.

El día mundial de la libertad de prensa es la expresión de la reivindicación de los valores que hacen a esta noble tarea y a sus principios irrenunciables, sostenidos por quienes intentan presentar una visión de la noticia sin condicionamientos previos con el objetivo de mantener informada a la sociedad.

La prensa realiza una irremplazable vinculación entre la ciudadanía y los poderes en todas sus representaciones, siempre sosteniendo y deslizando la pluma con la mayor objetividad posible, sin ajustarla a restricciones indirectas, honrando, enalteciendo y dignificando la labor periodística y por lo tanto la libertad de prensa, afirmando su rol fundamental en una sociedad libre y democrática.

Desde la Fundación LED celebramos este nuevo aniversario que reivindica la labor de aquellos trabajadores de prensa que mantienen de forma incondicional esos valores, independientes del poder, y nos permite reflexionar entonces sobre los derechos, particularmente los de decir e informar, porque ellos conllevan a los derechos ciudadanos a decir y a informarse que no son otra cosa que derechos humanos.

Reivindiquemos el día mundial de la libertad de prensa honrando el ejercicio del periodismo independiente para hacer valer los derechos que son los únicos que garantizan las libertades.

04/05/2012

Share via emailShare on FacebookShare on TwitterShare on LinkedInShare on XingSubmit to StumbleUponSave on DeliciousDigg ThisSubmit to reddit

Copyright 2012 Fundación LED. Diseño por Alma Comunicación Creativa