Aprueban legislación restrictiva a la libertad de prensa en Venezuela

La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta su repudio ante la aprobación de la “Ley contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia” en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), en Caracas, Venezuela.

La ley fue propuesta por el régimen de Nicolás Maduro y tratada por la ANC, órgano ilegítimo que asumió las competencias del destituido Parlamento Venezolano por fuera de la Constitución de dicho país, aprobándose por unanimidad el 9 de noviembre.

La norma establece castigos con penas de hasta 20 años de cárcel por “incitación al odio”, circunstancia que puede ser imputada a manifestaciones en la vía pública o por expresiones u opiniones críticas contra el régimen de Maduro tanto en redes sociales como en los diferentes medios de comunicación. Bajo conceptos ambiguos y peligrosos considera penalizar a los partidos políticos que expresen opiniones críticas y a los medios que transmitan propaganda contraria al gobierno. Asimismo, establece sanciones de 8 a 10 años de cárcel a los policías y militares que no persigan estos delitos.

Esta situación fue advertida oportunamente por la Fundación LED al momento de ponerse en consideración la legislación (http://www.fundacionled.org/ informes-y-publicaciones/ declaraciones/censura-en- redes-sociales-en-venezuela) donde expresamos preocupación entendiendo que la inminente aprobación de una norma constituía un “acto de censura que limita el derecho a la libertad de expresión y de prensa garantizado por los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos, profundo desprecio por las instituciones democráticas y manipulación de la opinión pública”.

Sin embargo, el régimen que gobierna Venezuela hizo caso omiso de las advertencias y condenas que los distintos organismos internacionales vienen realizando por las medidas adoptadas a efectos de restringir el ejercicio libre de la libertad de expresión, la libertad de prensa, el derecho a manifestarse y a reunirse pacíficamente. El relator especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, Edison Lanzaconsideró alarmante la norma. En consonancia, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó la aprobación de la “Ley contra el odio” por considerarla ambigua y restrictiva de la libertad de expresión.

En este sentido, debemos reiterar que la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, condenó la criminalización y militarización de las protestas sociales en Venezuela y expresó la importancia de:“crear un clima de respeto y tolerancia hacia todas las ideas y opiniones y que la diversidad, el pluralismo y el respeto por la difusión de todas las ideas y opiniones, son condiciones fundamentales en cualquier sociedad democrática. En consecuencia, las autoridades deben contribuir decisivamente a la construcción de un clima de tolerancia y respeto en el cual todas las personas puedan expresar su pensamiento y opiniones sin miedo a ser agredidas, sancionadas o estigmatizadas por ello”.

En el mismo sentido, la SIP, aprobó dos resoluciones sobre Venezuela “condenando la práctica represiva del régimen de restringir la entrega y renovación de pasaportes y otras identificaciones a periodistas, y denunciando las numerosas violaciones a la libertad de expresión y la libertad de prensa “con el propósito de silenciar voces disidentes””.

La Fundación LED insiste en su rechazo a la norma aprobada, compromete su aporta al proceso de restablecimiento del estado de derecho en Venezuela y reafirma su compromiso en la difusión y defensa del derecho a la libertad de expresión y de prensa como pilar fundamental de una sociedad democrática.

Share via emailShare on FacebookShare on TwitterShare on LinkedInShare on XingSubmit to StumbleUponSave on DeliciousDigg ThisSubmit to reddit

Copyright 2012 Fundación LED. Diseño por Alma Comunicación Creativa