Preocupación por la utilización discrecional de la Cadena Nacional

La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta su preocupación por el anuncio de la Presidente de la Nación Dra. Cristina Fernández de Kirchner, sobre la utilización de la Cadena Nacional para difundir de manera diferida y editada los distintos anuncios que el Poder Ejecutivo realiza diariamente.
Desde LED hemos realizado numerosas declaraciones advirtiendo sobre los riesgos que implica para la libertad de expresión y el acceso a la información de los ciudadanos la utilización que hace el Gobierno Nacional del sistema de medios públicos y de la Cadena Nacional de Radiodifusión.
A partir de la resolución adoptada por el Ejecutivo Nacional, este sistema sufrirá una seria distorsión que afectará a la pluralidad de voces y restringirá derechos políticos de todos los ciudadanos.
En efecto, LED viene señalando la casi nula diversidad de voces expresadas en la programación de RTA  (Radio y Televisión Argentina) y las graves denuncias de censura formuladas por su comisión interna de trabajadores el último 23 de octubre.
Asimismo el abuso y discrecionalidad en la asignación de la Publicidad Oficial tiñe la programación de los medios públicos y también los privados de un profuso proselitismo partidario, situación que actúa en desmedro del resto de los partidos políticos limitando el equilibrio que la Constitución le otorga al sistema de partidos políticos, imprescindible para la existencia misma de la democracia.
La propia Corte Suprema de Justicia de la Nación ha determinado que “la función de garante de la libertad de expresión que le corresponde al estado queda desvirtuada” cuando “los medios públicos en lugar de dar voz y satisfacer las necesidades de información de todos los sectores de la sociedad, se convierten en espacios al servicio de los intereses gubernamentales.”
Por otra parte, el anuncio de emitir diariamente en cadena nacional vulnera a su vez la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que establece en su artículo 75 que la cadena nacional podrá ser utilizada “en situaciones graves, excepcionales o de trascendencia institucional”. Ninguno de estos supuestos se observa en la nueva mecánica de comunicación diaria resuelta por la Señora Presidente de la Nación.
En definitiva, la utilización abusiva de la cadena nacional resulta en una clara afectación de los derechos contemplados en nuestra Constitución Nacional y en los Tratados Internacionales que la integran.
La práctica intensiva de la obligación de encadenar a los medios de modo obligatorio vulnera derechos. En primer lugar para los ciudadanos que verán limitada su libertad de expresión, al impedir la libre elección del canal y/o periodista a través del cual informarse, ya que la información será impuesta unilateralmente sin lugar a comentarios y/u opiniones agregadas.  En segundo lugar afecta la libertad de prensa, al obligar a los medios audiovisuales a cambiar su programación habitual de modo permanente, y por último afecta los derechos de los partidos políticos que verán seriamente afectadas sus garantías constitucionales toda vez que la asimetría de las condiciones de acceso al poder se verán degradadas al no contar con espacios de comunicación similares al partido gobernante.
La Fundación LED seguirá trabajando para lograr que los medios públicos en la Argentina sean un canal de difusión que refleje la diversidad de nuestra sociedad en todas sus facetas garantizando así la plena vigencia de los principios de una sociedad democrática.
Share via emailShare on FacebookShare on TwitterShare on LinkedInShare on XingSubmit to StumbleUponSave on DeliciousDigg ThisSubmit to reddit

Copyright 2012 Fundación LED. Diseño por Alma Comunicación Creativa