Crítica situación de los Derechos Civiles en Venezuela

La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta su preocupación por los hechos de violencia que se vienen desarrollando en la República de Venezuela, los cuales afectan a los ciudadanos en general y constituyen una limitación adicional a las ya existentes para el ejercicio de la libertad de prensa y expresión en ese país.

La represión a las manifestaciones por parte de las fuerzas de seguridad venezolanas y por milicias civiles ha merecido un amplio repudio a nivel internacional al cual nos sumamos.

La pérdida de vidas humanas es un extremo al que nunca se debió haber llegado y no existe justificación alguna para ello. Es necesario ser enfático a la hora de rechazar cualquier forma de violencia como mecanismo para resolver conflictos y destacar la importancia del diálogo para superar circunstancias complejas como las que atraviesa Venezuela.

Más allá de oponernos a la violencia, como organización dedicada a la defensa de la libertad de expresión en nuestra región, entendemos que es imprescindible poner de manifiesto nuestra preocupación por la crítica situación que viven los trabajadores de prensa y los medios de comunicación en Venezuela.

La censura sufrida por el canal internacional de noticias NTN24, es el último de una larga serie de ataques a los derechos civiles que se han venido sucediendo en ese país.

El canal NTN24 cubría, como muchos otros medios, las manifestaciones encabezadas por estudiantes para expresar su desacuerdo con las políticas llevadas adelante por el gobierno de Nicolás Maduro.

La vigencia de la Ley Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos, conocida como Ley Resorte, la cual permite que la transmisión de las manifestaciones y los sucesos vinculados a ellas sea calificada como “promoción de la violencia”, es una clara limitación al ejercicio de la libertad de prensa que posibilitó este avasallamiento.

Ya en otras oportunidades hemos hecho pública nuestra alerta ante las dificultades que atraviesan quienes tratan de difundir un mensaje distinto al del gobierno en ese país. Entre otras cuestiones hemos realizado declaraciones ante la conformación del Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria (CESPPA) (http://www.fundacionled.org/articulos-y-monitoreo/agresion-a-periodistas-y-medios/venezuela-restringe-la-libre-circulacion-de-informacion) o cuando se le negara el uso de la palabra a legisladores nacionales de la oposición (http://www.fundacionled.org/informes-y-publicaciones/declaraciones/censuran-a-legisladores-opositores-en-venezuela)

El cierre de medios, la persecución judicial a sus dueños, las restricciones para acceder a los insumos necesarios para funcionar y en particular la violencia ejercida contra la prensa en Venezuela constituyen graves violaciones a los principios tutelados por los tratados internacionales vigentes.

De la misma forma, las denuncias sobre el bloqueo a contenidos publicados en las redes sociales durante las manifestaciones en cuestión, constituyen una indudable restricción a la libertad de expresión.

El caso del canal NTN24 sumado a la situación de escasez de papel para periódicos, que amenaza con dejar fuera de circulación a varios medios en los próximos días ponen a Venezuela en una situación límite respecto a la posibilidad de ejercer libremente la prensa.

Particularmente solicitamos al gobierno venezolano que respete los tratados internacionales en materia de Derechos Humanos, en particular la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos, la cual destaca que, “son elementos esenciales de la democracia representativa, entre otros, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales” y establece las obligaciones de los gobiernos a fin de garantizar el respeto integral de los derechos civiles. Ningún Estado debe apartarse de estos preceptos, a fin de mantenerse dentro de las normas del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Es imprescindible que se reinstaure el clima de paz y concordia en Venezuela, poniendo fin a la violencia desatada que ya ha cobrado numerosas víctimas fatales. No existe posibilidad de ejercer los derechos democráticos en medio del caos que genera la represión a quienes intentan expresar sus disidencias.

La Fundación LED seguirá monitoreando la situación de Venezuela, en forma conjunta con la  Red Latinoamericana en Defensa de la Libertad de Expresión y convoca a todas las organizaciones afines a trabajar para restablecer la vigencia plena de las libertades civiles en Venezuela.

 

Share via emailShare on FacebookShare on TwitterShare on LinkedInShare on XingSubmit to StumbleUponSave on DeliciousDigg ThisSubmit to reddit

Copyright 2012 Fundación LED. Diseño por Alma Comunicación Creativa