Venezuela restringe la libre circulación de información

La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) expresa su profunda preocupación por la agudización de las restricciones a la libertad de expresión y prensa que se vive en la República de Venezuela.

La creación de un nuevo organismo con facultades para monitorear la información que se difunde en el país y limitar su circulación hasta el punto de poder declararla reservada es una clara violación a los principios internacionales en materia de libertad de expresión.

De materializarse la actuación de este ente de acuerdo a las facultades que se le confieren estaríamos ante la presencia de un aparato de censura en su más cabal definición.

El Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria (CESPPA), tiene como antecedente al Centro de Estudio Situacional de la Nación, creado en 2010 e impugnado por el Colegio de Periodistas de Venezuela ante el Tribunal Superior de Justicia de ese país.

Este tipo de organismos que bajo el pretexto de proteger la seguridad de la nación de amenazas externas e internas es investido de poderes especiales que le permiten limitar la libre circulación de ideas es una característica común a las democracias de baja calidad.

El contexto en el cual se produce la creación del organismo genera aún mayores preocupaciones, ya que a pesar de que su funcionamiento se encontraba en debate en el Parlamento el ejecutivo venezolano decidió ponerlo en funcionamiento de manera inmediata y por decreto, designando además como responsable del área a un general miembro de las milicias bolivarianas y vinculado a las actividades de inteligencia de Venezuela.

Al mismo tiempo el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en un discurso público pidió que se encarcelara a periodistas del Diario 2001 por publicar en la tapa de su edición del 10 de octubre titulares que daban cuenta de la escasez de combustible en el país.

Distintas organizaciones defensoras de los derechos básicos venezolanas se han manifestado en contra de este nuevo ente, a lo que se suma el rechazo de la comunidad internacional al cual nuestra Fundación adhiere.

La difícil situación que se vive en Venezuela en particular y en la región en general respecto a la libertad de prensa y expresión se agrava con la presencia de este tipo de organismos y es necesario tomar conciencia de las graves consecuencias que ello tiene para el desarrollo de las sociedades democráticas.

La Fundación LED continuará trabajando, junto a otras instituciones de la región abocadas a proteger los derechos humanos, en la difusión y el sostenimiento de los principios elementales que garantizan la convivencia democrática.

Share via emailShare on FacebookShare on TwitterShare on LinkedInShare on XingSubmit to StumbleUponSave on DeliciousDigg ThisSubmit to reddit

Copyright 2012 Fundación LED. Diseño por Alma Comunicación Creativa