Repudio ante el ataque al domicilio de un periodista santafecino

La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta su repudio al ataque sufrido por el periodista Carlos Fornés, en la Ciudad de Santa Fe.

El ataque a Fornés, llevado a cabo por desconocidos que efectuaron nueve disparos contra su domicilio, forma parte de una escalada de agresiones y actos intimidatorios contra trabajadores de prensa y medios de nuestro país que estarían vinculados a investigaciones sobre distintas organizaciones criminales.

Durante este mismo fin de semana el periódico mendocino MDZ on line fue víctima de una acción de amedrentamiento, sobre la cual nos manifestamos oportunamente. Estos hechos se suman a las amenazas sufridas por periodistas del diario El Sol, también de la provincia de Mendoza, y el ataque con una bomba molotov contra el director del periódico Síntesis de San Lorenzo en la provincia de Santa Fe.

Todos estos episodios han merecido nuestro repudio y en cada ocasión nos hemos manifestado expresando que este tipo de situaciones constituyen una clara limitación al ejercicio de los derechos de libertad de expresión y de prensa contemplados en nuestra Constitución Nacional y en los Tratados Internacionales que la integran.

La Declaración de Chapultepec establece con claridad que “la violencia de cualquier tipo y la impunidad de los agresores, coartan severamente la libertad de expresión y de prensa”  y la Declaración de Principios de la OEA preceptúa que “es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada.” En este sentido hemos reclamado en cada declaración la inmediata acción del estado para esclarecer lo sucedido.

Lamentablemente la sucesión de ataques a periodistas se ha convertido en un patrón que demuestra con claridad la intención de las organizaciones criminales de silenciar a la prensa. La información es una herramienta fundamental en la lucha contra el crimen y por eso los delincuentes tratan de garantizar el silencio.

Una sociedad desinformada es presa del temor y  los violentos logran imponer sus reglas en ella. Es deber del estado garantizar la seguridad de todos los ciudadanos y en el caso particular de los periodistas permitir así que cumplan con su labor.

Desde la Fundación LED seguiremos trabajando para que la prensa pueda ejercer su rol fundamental en el desarrollo de una sociedad democrática y convocamos a los  ciudadanos a no ceder ante los intentos de intimidación que buscan limitar el ejercicio de sus derechos.

21 /04/2014

Share via emailShare on FacebookShare on TwitterShare on LinkedInShare on XingSubmit to StumbleUponSave on DeliciousDigg ThisSubmit to reddit

Copyright 2012 Fundación LED. Diseño por Alma Comunicación Creativa