Repudio a la represión de Gendarmería a la Redacción de la Revista La Garganta Poderosa.

La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) expresa repudio y preocupación por el violento acto de allanamiento llevado a cabo por fuerzas de la Gendarmería Nacional, el lunes 16 de setiembre de 2013, en el barrio Villa Zabaleta en la Ciudad de Buenos Aires, donde además se violentó el domicilio de la redacción de la Revista La Garganta Poderosa, maltratando a su periodistas.

El allanamiento se produjo a propósito de una orden dictada por el Juzgado de Instrucción en lo Criminal Nº 41 que investiga la muerte de un niño de 9 años Kevin Molina, asesinado el sábado 7 de setiembre de un balazo en la cabeza.

Las Fuerzas de Gendarmería, que se hicieron presentes en varios móviles alrededor de las 19 hs., en ningún momento exhibieron la orden judicial que autorizaba el operativo, a pesar del reclamo realizado por un periodista de la Revista, al que  “verduguearon, le pidieron su propia identificación, lo pusieron contra la pared, le doblaron el brazo y quisieron detenerlo en el patio de su propia casa, algo que evitamos entre forcejeos y gritos”, sostuvo Paola Vallejos, una de las redactoras de la Revista, quién además escribió “Justo en ese momento, la maestra de Kevin compartía una charla con nosotros y sus hermanitos jugaban en la redacción. Ante el aviso de mi primo mayor, que vino corriendo desde su casa para que los chiquitos no salieran a la calle”.

Kevin Molina fue asesinado por una bala perdida en ocasión de un enfrentamiento entre bandas enfrentadas de la zona, “Aquel sábado, -escribió en las redes sociales Paola Vallejos, describiendo el suceso- liberaron la zona con total impunidad, para que otros resolvieran sus negocios a los tiros. “Que se maten entre ellos”, escuchó una vecina, cuando los prefectos dejaban la Plaza Kevin, haciendo caso omiso a las advertencias de quienes les indicaban que el tiroteo recién estaba empezando. Durante 3 horas, las dos bandas dispararon las más de 100 balas que se encontraron después, pero los prefectos no escucharon los tiros, ni tuvieron tiempo de volver, aunque su garita está a menos de 150 metros. Y a la hora de las pericias, durante el lapso de tiempo en el que sólo ellos tuvieron acceso a la casa, desapareció plata de los padres, como así también sus teléfonos. ¿Saben que hubiera pasado si la bala le pegaba a mi tío, en vez de pegarle a Kevin? Se hubiera tratado de “un jefe narco”, para la gorra y para los medios.”

Y prosiguió “Hoy, casualmente, por la mañana, la madre de Kevin había denunciado en los Tribunales la inacción de la Prefectura aquel tremendo día que jamás nos permitiremos olvidar. Y por la noche, recibimos esta visita siniestra…”, “…la muerte de Kevin no sólo la causaron esas bandas vinculadas a la droga, sino también estas bandas de uniformados. Aquel día, el barrio pagó la inacción de Prefectura con la muerte de Kevin. Y hoy, pagó el accionar temerario de la Gendarmería, con el pánico de muchísimos pibes y vecinos que simplemente intentamos vivir con dignidad.” Sosteniendo además que “Nosotros no estuvimos, ni jamás estaríamos en contra de ningún operativo que se pueda efectuar cumpliendo los requisitos legales, pero no así, no más, ¡no más!”.

La Revista La Garganta Poderosa tuvo su primera aparición con una tirada de 3000 ejemplares en enero de 2011. Fue formada por una docena de jóvenes pertenecientes a los barrios Zabaleta, Rodrigo Bueno, 21-24 de Barracas, 31 Bis de Retiro y Fátima de Soldati, y es coordinada por la ONG La Poderosa, que posee filiales en el interior del país y en ciudades de Latinoamérica. Fue el objetivo de sus creadores promover la voz de la cultura villera.

Sus ejemplares que se ofrecen a precio solidario, se destacan por contener desde sus inicios reportajes realizados a destacados personajes de la cultura o el deporte, entre ellos los de Juan Manuel Serrat o Juan Román Riquelme.

Ninguna investigación justifica semejante prepotencia, menos aún contra periodistas o un medio de comunicación social, por lo que la situación exige las sanciones que correspondan de inmediato a los responsables de este atropello. Claramente estas acciones contrarían principios fundamentales que están establecidos en Tratados Internacionales suscriptos por nuestro país e incorporados a nuestra Constitución Nacional, como la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos que en su punto 9°establece: “El asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada”.

Desde nuestra Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) llamamos fervientemente a la reflexión a quienes deben garantizar las condiciones para el normal ejercicio de la labor periodística, y reiteramos nuestro compromiso de dar visibilidad a estos hechos que condicionan derechos y libertades y limitan el derecho fundamental de libertad de expresión.

Share via emailShare on FacebookShare on TwitterShare on LinkedInShare on XingSubmit to StumbleUponSave on DeliciousDigg ThisSubmit to reddit

Copyright 2012 Fundación LED. Diseño por Alma Comunicación Creativa