Encomiable labor republicana – Editorial II – Diario La Nación 09/05/2014

En momentos en que la libertad de expresión y de prensa es asediada desde el poder político, cabe reconocer el arduo trabajo de una asociación civil

La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) realiza una importante y encomiable labor republicana, que, por su contenido y dedicación cabe ciertamente aplaudir. Desde su fundación, acaecida en 2011, ha cumplido acabadamente con su cometido específico y acrecentado constantemente la profundidad y la trascendencia de su rico trabajo cotidiano.

Esta asociación civil se dedica específicamente a proteger y difundir el derecho a la libertad de expresión garantizado en nuestra Constitución Nacional, que ha sido constantemente asediado y cercenado por las dos últimas administraciones nacionales, en lo que ha sido el momento realmente más sórdido y oscuro para la libertad de expresión y de opinión desde 1983. Esas libertades han sido atacadas con un grado de perversión sin antecedente desde el Gobierno, que ha perseguido y continúa persiguiendo de mil maneras a  medios y periodistas independientes.

El kirchnerismo ha creado y opera con dineros públicos  el multimedio estatal más grande que la historia de la Argentina jamás haya conocido. A través de él se aplaude, sin cesar, al gobierno nacional, se tapan sus errores, se magnifican sus escasos aciertos, se difunden cifras oficiales falsas y se denuesta y demoniza a la prensa independiente.

Por todo esto, el monitoreo de las políticas públicas de acceso a la información, publicidad oficial y transparencia de la acción de gobierno que realiza la Fundación LED, que además participa en el debate público sobre su labor, es clave.

Se acaba de conocer recientemente su tercer Informe Anual sobre “Limitaciones al ejercicio de la Libertad de Expresión” en nuestro país. Es el correspondiente a 2013 y demuestra que estamos viviendo uno de los momentos más difíciles y conflictivos de nuestra libertad de prensa, caracterizados por ataques constantes contra quienes no piensan como quienes nos gobiernan.

En el referido informe se puntualiza el fuerte incremento de las intimidaciones por parte del gobierno nacional y las autoridades provinciales, incluyendo la sufrida en la provincia de Santiago del Estero, en diciembre pasado, por el periodista y editor de Última Hora Diario, Juan Pablo Suárez, a quien absurdamente se ha acusado del “delito de sedición” por cumplir con su labor.

Además del relevamiento sistemático de los hechos de violencia contra diarios y periodistas independientes, el trabajo de la fundación denuncia la utilización de recursos públicos para atender una pauta publicitaria que se burla abierta y descaradamente de los fallos de nuestra Corte Suprema de Justicia sobre esta misma cuestión, al repartirse arbitrariamente, recompensando a los medios que aplauden al Gobierno y dejando de lado a quienes no lo hacen, independientemente de la circulación o el tamaño de la audiencia de diarios, revistas o medios audiovisuales. A todo ello suma la denuncia de las múltiples irregularidades e incumplimientos del propio gobierno nacional a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

La Fundación LED, dirigida por la ex legisladora Silvana Giúdici, realiza ciertamente una labor compleja, valiente, profunda, seria, equilibrada y, además, sumamente oportuna, que cabe reconocer y apoyar sin retaceos.

09/05/2014

Share via emailShare on FacebookShare on TwitterShare on LinkedInShare on XingSubmit to StumbleUponSave on DeliciousDigg ThisSubmit to reddit

Copyright 2012 Fundación LED. Diseño por Alma Comunicación Creativa